viernes, 4 de septiembre de 2009

Kyojin-tachi no densetsu (La leyenda de los gigantes)

  • Título: 巨人たちの伝説 –Kyojin-tachi no densetsu– (La leyenda de los gigantes)
  • Autor: Yukinobu Hoshino
  • Editorial: Shūeisha
  • Revista: Shōnen Jump
  • Años publicación: 1977
  • Clasificación: shōnen, ciencia-ficción
  • Tomos: 1

Antes que nada, gracias mil por los comentarios que estáis poniendo en el anterior post, el del Concurso, porque me están siendo muy útiles y pronto iréis viendo cambios en este blog porque algunas sugerencias me parecen muy buenas. De momento, y hasta que se cierre el concurso el día 15, sabed que los que todavía no hayáis participado podéis hacerlo sin ningún tipo de problema. Yo sigo con los posts y esta vez me he decidido a poner este, y se lo dedico a ale/pepino, que ahora mismo está en plan ci-fi setentero. ¡Espero que te guste, ale!

Hace más de un año y medio, cuando empecé con este blog, reseñé la obra Munakata kyōju ikōroku, una obra sobre un profesor de folklore que va desentrañando misterios del antiguo Japón. Este manga, obra de Yukinobu Hoshino, sigue publicándose hoy en día (lleva 11 tomos, lo que la convierte en la obra más larga de este autor de longeva carrera) y, por supuesto, personalmente sigo leyendo, a medida que salen, los tomos de este impresionante manga que ganó un prestigioso premio Media Arts Festival en 2008.

Si la serie de Munakata es lo más nuevo de Hoshino, esta vez quise indagar en los inicios de este gran autor esencialmente famoso por su obra de ciencia-ficción 2001 sen’ya monogatari (Las dos mil y una noches) –una obra que tendré que releer y reseñar un día de estos–. El manga elegido ha sido esta Kyojin-tachi no densetsu (La leyenda de los gigantes), serializada en la Shōnen Jump en el año 1977, tan solo dos años después de su debut como mangaka.

Este manga es curioso en el sentido de que tiene dos partes muy diferenciadas, pero vinculadas entre sí y ambas relacionadas con períodos glaciares. La primera parte se enmarca en el contexto de la 4ª glaciación, hace 60.000 años, y nos narra la historia de una estirpe de gigantes con poderes mentales –los Titanes–que habitaban en una zona muy concreta de la Tierra donde la gravedad era menor. Ante la amenaza del intenso frío, que podía acabar en breve con toda la avanzada civilización titán, los gigantes deciden construir una especie de pirámides en puntos estratégicos de todo el mundo para realizar un plan increíble que consiste en unir sus mentes y, con la ayuda de las pirámides, que magnifican el efecto, “robar” un gran pedazo del Sol para trasladarlo al espacio entre Júpiter y Marte, creando así un quinto planeta ardiente que se convertirá en un segundo sol que iluminará y calentará de nuevo la Tierra. El plan parece funcionar al principio, pero pronto las cosas se tuercen y el nuevo planeta estalla (lo que origina el actual cinturón de asteroides, se entiende). Los titanes, pues, son diezmados.

Ciencia-ficción clásica de la buena. ¡Este dibujo no parece para nada setentero! Hoshino estuvo realmente adelantado a su tiempo.

La historia se traslada entonces al año 1981, cuando una quinta glaciación amenaza a la Humanidad entera. Es entonces cuando a unos científicos se les ocurre enviar una misión tripulada a Júpiter para montar un tinglado (que también implica pirámides y tal) con el que hacer explotar el enorme planeta para convertirlo en un pequeño sol que ilumine y dé calor a la Tierra. Empieza entonces una saga de ciencia-ficción a lo 2001, odisea del espacio, en la que las cosas empiezan bien en el Prometeus (la nave que va a Júpiter) pero luego se tuercen cosa mala.

La leyenda de los gigantes es una historia de ciencia-ficción clásica, muy de su tiempo, que empieza de forma más bien titubeante, pero que tiene una última parte que va in crescendo y que me enganchó muchísimo. No es ninguna maravilla del manga moderno, y Hoshino aún tenía mucho que pulir en el campo del dibujo para llegar al nivel que alcanzó en los 80 y que sigue teniendo ahora. Aun así, el manga tiene un dibujo que aguanta muy bien el paso del tiempo, al contrario que la mayoría de las demás obras de manga de finales de los años 70, que ahora parecen de lo más anticuadas.

El argumento la verdad es que está bastante cogido por los pelos, es extremadamente fantasioso (¿hacer estallar Júpiter para conseguir un segundo sol?), y también contiene ingredientes típicos de la Guerra Fría (rusos y americanos en plan chungo), por lo que en este aspecto sí es un manga anticuado, como una de esas novelitas “pulp” de ciencia-ficción. También sorprende la premisa de que la Humanidad esté ante la amenaza de una glaciación, algo que a absolutamente nadie se le ocurriría en la actualidad, donde se habla siempre del calentamiento global y la amenaza que representa.

Bueno, un manga interesante, sin más, y bastante curioso para observar la trayectoria de un gran mangaka (que internacionalmente es bastante desconocido) como Yukinobu Hoshino, por el cual rompo una lanza. Alguien debería publicar de una vez Las dos mil y una noches en España, que además es una serie cortita de cuatro tomos. ¿No os parece?

11 comentarios:

Beowulf dijo...

¿No podría ser esta obra un gekiga? Por la temática de la misma y el estilo que se aleja del cartoon pinta bastante a que lo sea.

El Capitán dijo...

Sin duda, al argumento parece que se le va un poco la pinza, hehehe. Si no recuerdo mal, en el Shonen Magazine (hace unos añitos ya de eso, hehehe) publicaron un manga de Jiro Taniguchi sobre el mismo tema de la era glaciar. Me gustaba mucho, lástima que "pufff", como tantos otros manga que me han gustado (como extraño a Gamma...).

Y nada, siguiendo la línea de Retro-SciFi, no sé si has hablado alguna vez, pero algo de Matsumoto Leiji estaría bien (y seguro que Ale está de acuerdo, hehehe).

ale/pepino dijo...

¡Gracias, Marc! Muy interesante. A ver si me hago un día de estos el de las 2001 noches para empezar con este hombre.

Como dice el Capitán, hay muchas obras de Matsumoto de las que puede ser interesante hablar. ¡Debería ponerme manos a la obra yo también!

loreazaharra dijo...

pues a mi me parece que el dibujo no esta nada mal

Manu dijo...

"También sorprende la premisa de que la Humanidad esté ante la amenaza de una glaciación, algo que a absolutamente nadie se le ocurriría en la actualidad, donde se habla siempre del calentamiento global y la amenaza que representa"

Bueno, en realidad, después de todo el calentamiento global y demás, vendrían glaciaciones y cambios climaticos muy chungos (y de hecho ya los hay) ^_^

Que ahora se derritan los cascos del norte no implica que no nos congelemos de aquí a 100 años, jeje, por no hablar de muchas otras causas.

Eso sí, ¿Jupiter en un sol? Eso ya se me escapa totalmente XD Aún así pinta bien para ser tan antigua! ;)

Sasha dijo...

En mi opinion el dibujo de los personajes es bastante normal para la epoca, el diseño del planeta si me gusto, pero el de la nave me parecio algo tosca(no se si sera la perspectiva) aunque como comentas, la imaginacion de naves esterales para ese tiempo no era mucha, a su modo se ve que era un dibujo muy contemporaneo.

La historia me aprece algo mas fantaciosa de lo normal, pero esa es la idea al fin y al cabo no? xD

Muchas gracias por la reseña.

Jesús dijo...

Marc, la idea de hacer explotar a Júpiter no es tan descabellada. Digamos que puede considerarse como una "pequeña ayuda" para iniciar la fusión nuclear. De hecho, en 2010 Odisea dos ocurre algo parecido.

Júpiter está compuesto básicamente de hidrógeno y helio (como el Sol) y si no se ha convertido en una estrella es porque le falta masa.

Battosai dijo...

"¿hacer estallar Júpiter para conseguir un segundo sol?"

Eso mismo pensé yo xDDDDDDDDDDDDDD

Aparte de eso, no tiene mala pinta.

quitus dijo...

uy, manga setentero+ciencia ficción es una convinación que me da muy mal rollo. la historia no parece que este tan mal, lástima que por lo que dices, o viajamos a Japón (y aprendemos japonés) y que llegue a occidente traducido es bastante complicado (pero mola que hablés de cosas que dificilmente puedan llegar ;) ).
y ahora un regalito.........
navejando por la red me he encontrado con esto
http://blog-imgs-41.fc2.com/t/e/n/tenori8/img227.jpg
http://blog-imgs-41.fc2.com/t/e/n/tenori8/img230.jpg
http://blog-imgs-41.fc2.com/t/e/n/tenori8/img226.jpg
si ahora mismo no estaís babeando es que sois unos insensibles del copón. aquí el blog original, de donde he sacado las imágenes http://tenori8.blog113.fc2.com/
esta en japonés, pero tiene pinta de ser de un animados de Ghibli (si Marc se pasa por ahí, quizás puede sacarnos de dudas ;) ).
que aproveche..........:)

Ransil dijo...

Espero poder leerla algún día >.<

me uno a la propuesta Matsumotera =D

¡qué chulada, quitus! *_*

Crisis dijo...

En 2010 Odisea del espacio Clarke especula con la posibilidad de convertir a Júpiter en estrella. No es tan descabellado, sólo hace falta "apretar" un poquito al planeta para que inicie la combustión solar. Una pega es que no iba a dar mucho calor y su duración tampoco iba a ser excesiva, hablando en terminos astronómicos (que son unos pocos millones de años...).