jueves, 7 de febrero de 2008

Dibujantes occidentales en Japón - El Morning Manga Fellowship

Varios comentarios, e-mails e investigaciones posteriores al post de Rosario me han permitido empezar a arrojar más luz sobre lo de la beca de Kôdansha Morning Manga Fellowship. He decidido resumirlo todo en este post, que iré actualizando a medida que vaya averiguando más cosas. No hace falta ni decirlo, vuestra colaboración es valiosísima y cualquier nueva información que podáis hacerme llegar (a través de los comentarios o del mail) será muy bienvenida.

Españoles que publicaron en Japón en los años 90:
  • Jaime Brocal Remohí. Serializó Kami no ude en la revista Afternoon. La obra fue publicada posteriormente en tomo, en abril de 1994, y acabó siendo traducida y editada en España por Planeta deAgostini, con el título El brazo de dios. (Reseñada aquí).
  • Juan Carlos Beneyto. Su obra Kabel Imagines (reseñada aquí) se serializó irregularmente en la revista Afternoon entre los números de febrero de 1993 y enero de 1996 (puesta a la venta a principios de diciembre de 1995). Posteriormente se recopiló en un tomo publicado en diciembre de 1995.
  • Kaffa. Publicó 11 entregas de Planeta viviente en la revista Morning, entre el 9 de abril de 1993 y el 3 de agosto de 1995. Parte de esta obra está disponible on-line, curiosamente. (Click aquí)

  • Ignacio. Su obra Majo -Stranger- (La bruja) fue presentada dos veces en la sección Pierre et ses amis de la revista Morning, el 9 de septiembre de 1993 y el 12 de mayo de 1994.

  • Calpurnio. Cuttlas sería presentada en la sección Pierre et ses amis dos veces (9 de diciembre de 1993 y 7 de abril de 1994) y posteriormente tres entregas de la misma obra serían serializadas entre el 23 de marzo y el 23 de noviembre de 1995.

  • Maldonado. Serializó Rosario en 12 entregas entre el 30 de marzo y el 22 de junio de 1995. Única historieta de un autor español publicada en la Morning posteriormente recopilada en libro. (Reseñada aquí)

  • Abel Ippólito. Fue uno de los becarios españoles, pero sólo consiguió publicar cuatro historias de La familia Sapo (reaprovechadas de antes) y algunas ilustraciones.
  • Ricard Castells. Publicó su obra Poco (¿en la Afternoon?).
Una curiosidad:
  • En la beca Manga Morning Fellowship se cobraban 500.000 yenes al mes (587.368 pesetas de la época = 3530,15 euros) y Kôdansha pagaba el alojamiento.
Otros autores occidentales que publicaron en Japón, para Kodansha, durante los años 90 (fuera del marco de la sección Pierre et ses amis):
  • Pierre-Alain Szigeti (editor y cazatalentos - Francia)
  • Vittorio Giardino (Italia)
  • Christophe Kourita (Francia)
  • Bruno Leandri (Italia)
  • Joly Guth (Francia)
  • Edmond Baudoin (Francia)
  • Frédéric Boilet (MMF - Francia)
  • Moebius (Francia) / Jirô Taniguchi (Japón)
  • Baru (Francia)
  • Cizo (Francia)
  • Eric Violet (Francia)
  • Marcello Jori (Italia)
  • Alex Barbier (Francia)
  • Andreas Dierssen (Alemania)
  • Alex Varenne (MMF - Francia)
  • Beb-Deum (Francia)
  • David Mazzuchelli (MMF - USA)
  • Paul Pope (MMF - USA)
  • Tom Hart (USA)
  • Igort (Italia)
  • Silvio Cadelo (Italia)
Página de Super Trouble, obra de Paul Pope para Kôdansha

FUENTES E INFORMACIÓN DETALLADA


Hara, Masato.
1990年代『モーニング』の海外マンガ紹介について (Acerca la presentación de cómic extranjero en la Morning en los años 1990). Manga Kenkyû, vol. 13. for Japan Society for Studies in Cartoon and Comics, 2008.

INFO NÚMERO 1

[El MMF (Morning Manga Fellowship) se fundo en Kodansha en 1992 para celebrar el decimo aniversario del magazine Morning. Esta encarado a beneficiar a autores, editores, periodistas o estudiosos sobre el manga y la vida en japon, viviendo un año en Japon con el apoyo de Kodansha, o sea, estudiando la materia que te interese en sus oficinas.]

Pregunta: (...) Abel sí que quiso iniciar una trayectoria profesional y en otro país, ¿no?

Abel Ippólito: Exacto: Me fui a Japón en octubre de 1997 y estuve allí un año y un mes becado por la poderosa empresa Kodansha, que me pagaba alojamiento y 500.000 yenes al mes. Una pasta. Aunque la idea de irme al otro lado del mundo me imponía, preví que a lo mejor podría asentarme allí como profesional y, luego, venirme, montar un estudio en España con la idea de de que Enrique [Carlos Martín] actuase como entintador.

P: ¿A qué atribuyes que te aceptasen entre todos los españoles que se presentaron: Castells, Maldonado...?

AI: Los japoneses venían buscando sobre todo narradores y, según yo creo, como no se trajeron una traductora, contrataron a buenos dibujantes, buen material visualmente, no leyeron los textos de las historietas. Yo creo que no era el tipo de narrador que buscaban, buscaban narradores con nuevas ideas, pero también buscan un cierto tipo de dibujo, muy elaborado, como el de Das Pastoras.

Los de Kodansha allí publicaban las revistas / tocho Afternoon y Morning. En la primera, que es para frikis, publicaban autores de renombre y con obra de aspecto esplendoroso; sale una vez al mes y es como una guía telefónica muy gorda. En Morning había siempre mejores guiones y peores dibujantes, y se publicaba semanalmente, algo más delgadita. Cuando yo llegué a Japón me contrataron para el Afternoon, donde me encontró con que Mazzuchelli discutía mucho con el director editorial. Fíjate que solamente a Luis Alberto Maldonado y a mí nos dieron una beca de un año entero. Era porque los japoneses no se atrevían a imponer a los autores viejos, experimentados, que aprendiesen la narratividad propia del cómic japonés. Los cambios a que le obligaban, no satisfacían a Mazzuchelli nunca, por ejemplo, pero con nosotros, al vernos jóvenes, sí que se propusieron enseñarnos esa manera de narrar; y nosotros nos prestamos a ello. Aprendimos el idioma y nos dispusimos a trabajar duro. Cada semana teníamos que entregar un “nemu”, que en japones viene a significar aproximadamente story-board, una historieta de 40 páginas esbozada en el dibujo pero con los diálogos perfectamente acabados. Vamos, que se pudiera leer.

P: ¿Ese ritmo... todas las semanas?

AI: Sí, había que inventarse nuevas propuestas cada semana: El editor lo corregía y el jefazo emitía una decisión final. Era un ritmo terrible, y se publicaba muy poco de ese trabajo. Yo tengo hechos 20 ó 30 nemus. En mi caso se publicaron... ninguno. “La familia Sapo”, que es lo que allí publiqué, fueron 4 historias que ya habían sido dibujadas en España, más dos ilustraciones para anunciar un concurso, tanto en Afternoon como en Morning. Maldonado publicó Rosario, seriada primero en Morning y luego recogida en libro. Aparte de eso, Maldonado únicamente creo allí unos chistes. Ahora que recuerdo... también participé en un acto de creación comunitaria, colectivo, una historia con dibujos de todos los autores de la casa (Takeshaki, Kenishi Sonoda, Hiroaki Samura, Fujishima...) para publicarla en Afternoon. No te lo pierdas: Me llamaron desde Japón hace una semana, después de 6 años de diferencia, ¡para pedirme permiso para reeditarlo y también para pagarme esa colaboración! 7500 pesetas por un dibujo minúsculo. Desde luego, son los tíos más honrados del mundo

P: ¿Porqué volviste del Japón?

AI: Cuando yo llegué ya me avisaron de que las cosas no estaban muy bien, que no eran prometedoras. Maldonado entró en un estudio a trabajar como colaborador, pero el ritmo de trabajo era demasiado duro incluso para él. Además, ellos no te enseñan; te dicen lo que está mal pero no te lo corrigen nunca, porque su filosofía de vida les impide condicionarte. El director comercial del departamento de Kodansha al que yo estaba ligado comenzó a vigilar más las publicaciones porque la recesión del manga nos alcanzó antes de poder empezar a disfrutar del éxito, o del fracaso, y decidió que los autores extranjeros se marchasen de Japón. Comenzaron a tratarnos con algo más de desinterés y, aún así, yo me quedé allí 6 meses más que los demás, porque pagaban bien y aún tenía algo de esperanza. Volví cuando me abandonó la esperanza.

Fuente: Tebeosfera, Entrevista a Tremendo Estudio, realizada por Manuel Barrero en Sevilla, en II-2002

INFO NÚMERO 2

“Todo empezó en el año 93. Entonces la editorial Kodansha, que no es la más importante de Japón pero forma parte del grupo editorial más fuerte de Asia, decidió ir por todo el mundo buscando ilustradores para sus tebeos, o manga. Entonces ellos llevaban dos revistas. ‘Morning’, un semanal que tiraba un millón de ejemplares y ‘Afternoon’, un mensual que rondaba los ochocientos mil.

Llegaron a España buscando nuevas ideas y, al principio, se quedaron muy impresionados por los dibujos. En Japón lo más importante es la historia que se cuenta y no están acostumbrados a dibujos tan elaborados como lo son los españoles. Yo entré en contacto con la editorial en la feria del cómic de Barcelona. Les gustó mi trabajo y comenzó la aventura. De hecho terminaría viviendo en Japón desde el 96 hasta el 98. Pero la cosa no fue fácil. Los autores occidentales fracasamos todos, incluso los consagrados, como Moebius.

No hubo muchos autores que se quedaran allí. Sólo Alberto Maldonado y yo decidimos instalarnos. A nosotros nos trataban de forma un poco distinta porque, como éramos muy jóvenes, intentaban instruirnos, dentro de lo respetuosos que son los japoneses, en su forma de hacer tebeos. Pero no hubo manera. Incluso aprendimos japonés, pero su forma de contar las cosas es muy especial. Es como intentar contar un chiste muy bueno en polaco, que termina perdiendo la gracia… En fin, nosotros allí hablábamos polaco”.

En el 98 la editorial entró en crisis y decidieron terminar con el proyecto de los dibujantes extranjeros que, al fin y al cabo, era un proyecto de riesgo. Así que regresamos a España. Aquí hay muy poca gente que pueda vivir profesionalmente del cómic. Una vez aquí decidí no vivir del cómic y seguir mi propio ritmo. De alguna manera el estilo manga me había influido. Sobre todo la cadencia con que cuentan las historias. Aquí tienes muy poco espacio para un tebeo –puedes contar, más o menos, con ocho páginas mensuales si publicas regularmente- y allí es casi ilimitado –unas 22 páginas semanales que son fácilmente ampliables. El tiempo pasa en manga como en aquellos dibujos japoneses, ‘Oliver y Benji’, donde había mucha acción y la trama era tan rápida como lo es un partido de futbol, pero donde todo pasaba muy, muy lentamente.

Fuente: Dibunet.com, a partir de un artículo publicado en El País.

INFO NÚMERO 3
Poco, de Ricard Castells

¿De qué va? // Ambientado en la Barcelona de 1923, narra la historia de la amistad de Poco, un vampiro amnésico de maneras apocadas, con una peculiar niña de clase baja que decide "adoptarlo" y cuidar de él, a la vez que ayudarlo a recuperar la memoria perdida.

Sobre el cómic
// Poco nació como un encargo de la gigantesca editorial japonesa Kodansha, que en 1994 contrató a diversos autores occidentales (entre los que figuraban nombres de la talla de Trondheim, Baudoin o Mazzucheli) para que realizaran historietas directamente para el mercado nipón. La editorial dió a Castells absoluta libertad para hacer lo que quisiera y así vieron la luz varias entregas de Poco que unos años más tarde (en 1999) serían recuperadas para el mercado español por Sinsentido en forma de álbum. En el 2001 la misma editorial publicó un segundo álbum, creado ya expresamente para España, y que resultaría nominado a la Mejor Obra del 2001 en el Salón del Cómic de Barcelona.

-------------

R.C: Tal vez más... Hay un álbum que se llama " Ecuador " que hice entre los años 80 y 84, hay un conjunto de historias breves realizadas entre el 84 y lo de "Lope..." y posteriormente alguna historia más, también breve; y después las 46 páginas de mi relación con la editorial japonesa Kodansha, más unas cuarenta páginas más...

R. de V: ¿Y para Kodansha qué hacías? ¿"Manga" por así decirlo, o no?

R.C: Llámalo como quieras...

R.de V: Lo digo porque "Lope..." no tiene nada que ver con el "manga" ¿no?

R.C: No, no, y el manga tampoco era manga, Era manga en cuanto a la lectura, que era de derecha a izquierda.

Fuentes: Ficha sobre el álbum Poco, en Guía del Cómic y Entrevista a Ricard Castells por Ruiz de Villalobos y La i.

INFO NÚMERO 4
"El Brazo de Dios. En 1994 los cazatalentos de la editorial nipona Kôdansha se desplazaron a Europa para refrescar la estética de sus publicaciones en busca de nuevo público, y sorprendentemente contrataron al veterano valenciano Brocal Remohí para hacer un manga sobre mitología japonesa. Brocal hizo un jidaimono excesivo donde mezclaba el sintoísmo con lo bárbaro titulado Kami No Ude. En España obtuvo edición por Planeta-DeAgostini en la colección de comic books El Brazo de Dios al año siguiente." (Referencia)

"En 1996, se convierte en el primer europeo en dibujar un Manga, por cierto, "excepcional". La historia de Kami no ude, muy original y la realización de Brocal, nos da una historia en cinco partes para quitarse el sombrero." (Referencia)

"En 1996 se convierte en el primer europeo en dibujar un Manga "Kami No Ude", una adaptación orientalizada de sus héroes vikingos." (Referencia)

5 comentarios:

kat dijo...

Hola soy kat(del blog kat's) que bien que muchos dibujantes occidentales esten llegando hasta japon =).
Espero ser la primera mangaka mexicana que publique en japon =).

un beso marc

kat

aunhsenu dijo...

http://www.tebeosfera.com/Libris/REH/comic/deFantasia/heroica/iberica.htm

"El Brazo de Dios. En 1994 los cazatalentos de la editorial nipona Kôdansha se desplazaron a Europa para refrescar la estética de sus publicaciones en busca de nuevo público, y sorprendentemente contrataron al veterano valenciano Brocal Remohí para hacer un manga sobre mitología japonesa. Brocal hizo un jidaimono excesivo donde mezclaba el sintoísmo con lo bárbaro titulado Kami No Ude. En España obtuvo edición por Planeta-DeAgostini en la colección de comic books El Brazo de Dios al año siguiente."

http://elcoleccionista.iespana.es/brocal.htm

"En 1996, se convierte en el primer europeo en dibujar un Manga, por cierto, "excepcional". La historia de Kami no ude, muy original y la realización de Brocal, nos da una historia en cinco partes para quitarse el sombrero."

http://www.tebeosdesiempre.com/descrips.do?d=autor.do&f=35

"En 1996 se convierte en el primer europeo en dibujar un Manga "Kami No Ude", una adaptación orientalizada de sus héroes vikingos."

Marc dijo...

Impresionante hallazgo, aunhsenu! No conocía esta obra, pero ten por seguro que intentaré conseguirla y reseñarla. De hecho, ya tengo localizadas tanto ésta como "Kabel Imagines" y cuando caigan en mis manos (sobre marzo, imagino) profundizaré más sobre el tema! Fantástico!

aunhsenu dijo...

Otro autor europeo que seguro ha trabajado para Kodansha es el francés Chris Lamquet, bastante popular en el mercado francobelga. Su "manga" lo ha rescatado Dargaud recientemente:

http://www.universbd.com/spip.php?article5505

malastierras dijo...

Hola Marc.
Por si te sirve de algo,
Paul Pope comenta su experiencia japonesa en un capítulo de su libro PULPHOPE

http://www.adhousebooks.com/adhousebooks/pulphope.html

Maldonado habla extensamente también de su etapa en Japón (con bocetos y páginas) en la revista U nº22 (febrero de 2001).

http://www.tebeosfera.com/1/Prensa/Urich_U/U01a05.htm

Si no los localizas, quizá pueda escanearte algo.
Un saludo.