domingo, 10 de febrero de 2008

Hatsukare (Mi primer novio)

  • Título: ハツカレ 初彼 -Hatsukare- (Mi primer novio)
  • Autor: Miyoshi Tômori
  • Editorial: Shûeisha
  • Revista: Margaret
  • Años publicación: 2003-2006
  • Clasificación: Shôjo, romance
  • Tomos: 10


Ya he comentado varias veces que me gusta estar informado sobre cómo está el mercado actual de manga, friki que es uno. Sin embargo, viendo este blog, supongo que se evidencia que el shôjo no es especialmente santo de mi devoción ya que, aunque quiera intentar buscar un equilibrio consciente entre shônen-shôjo-seinen-josei y también entre manga actual y clásico, me cuesta encontrar obras shôjo que tenga ganas de leer y, por lo tanto, de reseñar. Por otro lado, no quiero dejar escapar el carro del shôjo y trato de leer tanto como pueda.
Así, cada vez que voy a Japón, como las librerías ejercen una especie de magnetismo sobre mi persona y parecen "tirar" de mí cuando paso cerca de una, irremediablemente acabo entrando a muchas. En ellas, por supuesto, acabo visitando la zona de manga. En las librerías japonesas, los tomos están colocados primero por género (básicamente shônen, shôjo y seinen), dentro de cada género, la segunda clasificación es por editoriales. A continuación, por colección o revista en la que se publicó cada obra y, finalmente, por autor, en el orden "silabárico" propio del japonés. Así, si quisiéramos encontrar, por ejemplo, los tomos de esta obra que reseño ahora, Hatsukare, iríamos a la zona de shôjo, subzona Shûeisha; dentro de Shûeisha buscaríamos la colección "Margaret Comics" (normalmente, el diseño de los lomos es característico de cada colección y, cuando estás acostumbrado, un vistazo basta para localizarlos) y dentro de Margaret buscaríamos por orden "silabárico", buscando los apellidos de autores que empiezan por TO, que están justo después de la TE y antes de la NA. ¡Ajá, ahí está! Hatsukare, de Miyoshi mori.
Sin embargo, también es muy fácil en Japón saber qué obras son las que más se venden o tienen más éxito potencial (porque se hace un anime, dorama o película de ellas): debajo de las estanterías suelen tener dispuesto un espacio horizontal en el que se apilan los tomos de las series destacadas, siendo perfectamente visibles sus portadas. Como yo no entiendo mucho de shôjo, suelo guiarme por "títulos que me suenan" (por haberlos leído en blogs o donde sea) o bien por qué series están destacadas en estas pilas. Hatsukare es una de las segundas, y supongo que estaría destacada porque en 2006 se hizo una película de imagen real basada en ella.

Chiro y Hashimoto se pasan toda la historia
ruborizándose sin parar. ¡Qué monos!


Hatsukare es una historia muy dulce, muy pastelosilla, y la verdad es que me gustó bastante. La protagonista es Chihiro (a la que sus amigas llaman Chiro), una chica muy tímida y modosita que cada mañana va al instituto en tren, como tantos miles y miles de estudiantes. En el tren, se topa siempre con un chico, Hashimoto. En la página 2 del manga, Hashimoto se declara a Chiro y le dice que si quiere salir con él. Ella se corta bastante, se ruboriza, y le dice que "vale", sin conocerle en absoluto (claro que el chico es guapito). A partir de aquí, se desarrolla la historia entre los dos, muy tímidos ambos, que se ponen colorados a la mínima, y que se van enamorando poco a poco (es curioso porque la historia va al revés de lo habitual, donde siempre dan mil millones de vueltas antes de declararse su amor mutuo y de empezar a salir, normalmente en la última escena del manga).
Más tarde, también entran en escena los amigos de él y las amigas de ella, y probablemente habrá lío entre ellos a partir del tomo 2. La relación de Chiro (me encanta este apodo, es muy cariñoso, no sé) y Hashimoto no es un camino de rosas, ya que ni Chiro había salido antes con ningún otro chico (ni siquiera había hablado con chicos desde la guardería, ya que siempre ha ido a colegios femeninos), ni tampoco Hashimoto había tenido experiencia con chicas. Al cabo de poco aparece también en escena Ibushi, un tío que, en la guardería, se metía siempre con Chiro y la llamaba "unko" (literalmente "mierda"). Ibushi se ha cambiado de instituto y ahora va al de Hashimoto y, de hecho, se hace colega de él, un poco "a la fuerza"... Ibushi recuerda perfectamente a Chiro y, cómo no, sigue llamándola "unko", ante lo que ella reacciona con extrema timidez y vergüenza (y más si está Hashimoto delante). En fin, imagino que Ibushi dará bastante de qué hablar en los tomos sucesivos, cómo no.
Otro tema. En la reseña de Lovely Complex comentaba que Love Com había roto el tabú que existía hasta entonces de no utilizar dialectos del japonés fuera del estándar de Tokio (leed esa reseña para más detalles). Qué sorpresa la mía al empezar a leer Hatsukare por pura casualidad (simplemente cogí uno de los shôjos de la pila de manga que tengo en la pila de "lecturas futuras") y comprobar que en todo el manga, íntegramente, se utiliza el dialecto de Kansai. La historia ocurre en una zona ficticia de Japón, imagino que situada imaginariamente dentro de Kansai, concretamente en la zona de Osaka a juzgar por las expresiones que usan. No deja de ser curioso, ya que Love Com tenía cierta excusa para usar el dialecto de Kansai (es una especie de función de manzai mezclada con romance), pero es que en Hatsukare no hay ningún motivo en especial para usar este dialecto. Según veo, la autora es nativa de esta zona de Japón y posiblemente quiso usar su propio dialecto en su obra, sin ningún motivo en particular. Y como Love Com rompió el tabú y consiguió un éxito arrasador, imagino que su editor le dejaría hacerlo sin ningún problema. Creo que es una tendencia muy sana y además, como "kansaiero" de pro que soy al haber vivido unos años en Osaka y Kioto, sinceramente me alegro.

5 comentarios:

Gabriel dijo...

Debe ser bastante extraño encontrarse con una declaración de amor en la segunda página,pero, de por sí, es algo rompedor de esquemas.
Espero algún día poder leer esta obra,pues se ve bastante interesante.

Gabriel dijo...

Marc, me gustaría que, si puedes, hables acerca de "IS: Otoko demo Onna demo nai Sei". Yo creo que para todos, tanto tú como nosotros, los lectores de tu blog, esto será bastante interesante para conocer una realidad que pasa desapercibida muchas veces: la intersexualidad.
Además, debe ser un buen título, ya que ganó el premio de Kodansha en la categoría shojo en el año 2007.

mimotaku dijo...

Al parecer Hatsukare fue la respuesta de Shueisha a Kare First Love, pero no porque no me agradara en absoluto la obra de Kaho Miyasaka le haría ascos a otro shôjo similar.
De todas formas, la autora de Hatsukare tiene en curso otro manga muy interesante, con una protagonista algo pérfida

Deirdre dijo...

Hatsukare es una monada, y el dorama era lo mismo.. ains.

Naguoki dijo...

Lo de que es una respuesta a Kare frist love es bastante clara porque al leer el argumento que nos plantea Marc, se me han venido a la mente situaciones IDENTICAS en Kare Frist love, lo que no indica que ambas obras sean iguales, porque por lo pronto el protagonista de esta serie no ha tenido mucha experiencia con las chicas, mientras que el de Kare Frist love es un chico que si ha tenido novia antes, en este sentido le hace un contrapunto mejor, porque si los dos son como la chica de Kare (es decir, lentos y callados), me da un pelin de miedo.

En cualquier caso, que empiecen parecida no significa que no puedan ser distintas o agradables. A mi Kare frist love me gusto a ratos (hacia la mitad no, pero luego si, el final muy rapido) pero me gusto, este shojo lo leeria por curiosidad.