jueves, 12 de febrero de 2009

Adivina qué mangaka es (XII)

¿Os pensabais que me había olvidado de esta sección? ¡No! Seguimos con la mítica sección “adivina qué mangaka es”.
El de esta ocasión puede parecer difícil, pero no lo es tanto. ¿Doy más pistas del porqué? Pues porque nos ha visitado recientemente y seguramente algunos de vosotros tendréis algún autógrafo suyo. Vamos a ver pues una foto antigua del invitado de hoy:


¿Lo sabes? Si no, no tienes más que hacer clic en el link de "Leer el post entero" de aquí debajo y lo sabrás enseguida...

Time machine: 25 años más tarde...

Todo un caballero

Efectivamente, se trata de Monkey Punch, uno de los maestros clásicos del manga, aunque espero no enojar a nadie cuando digo que es uno de los más célebres “one hit wonder” del mundo del manga. Porque, efectivamente, y con todo el respeto por el señor Monkey Punch, su única obra famosa es Lupin III. Lo que pasa es que se hizo taaaaan famosa que solo con haberla creado allá por el año 1967 ya pudo forjarse una fortuna y una fama que le ha permitido vivir toda la vida a su costa. Y es que de Lupin III se han creado numerosos spin-off (casi todos de mano de otros autores), películas y series de animación que le han asegurado una entrada constante de royalties y prestigio a lo largo de estos más de 40 años.
Monkey Punch nació en 1937 como Kazuhiko Katō y se puso el seudónimo Monkey Punch junto a su hermano, con el que creaban sus historias. Ahora, sin embargo, cuando decimos Monkey Punch generalmente no nos referimos al dúo creativo, sino solo a Kazuhiko-sensei, que por cierto es una grandísima persona como pudimos comprobar los que le conocimos en 2007 cuando vino como invitado al Salón del Manga de Barcelona. Trabajador, serio, respetuoso y con un gran interés en el fenómeno manga en España, fue un placer conocer a esta leyenda viva del manga.
La primera foto es de 1982, cuando ya tenía 45 años. La segunda es de cuando vino al Salón en 2007, o sea, que tenía 70 años.

7 comentarios:

CHuLe dijo...

Vaya pensaba que era Kaiji Kawaguchi.

"nos ha visitado recientemente y seguramente algunos de vosotros tendréis algún autógrafo suyo"

Pues me he equivocado xD.

Raúl Izquierdo dijo...

Un tipo ciertamente entrañable e interesante, además de estupendo como entrevistado. Sin duda, de las entrevistas más entretenidas que he realizado en estos casi diez años.

Por supuesto, guardo como oro en paño mi ejemplar del primer tomo de "Lupin III" debidamente firmado y con dibujo, :)

PD: por cierto, qué ganas de ver el crossover que se está preparando entre Lupin III y Conan Edogawa, ju, ju.

Battosai dijo...

Yo por la pista también pensé en Kawaguchi xD.

Diablo dijo...

La verdad es un gran magaka, con todo y su unica obra famosa, pero ¿y Cinderella Boy?, tengo entendido que también tiene ese manga, yo vi el anime y me gustó mucho, pero del manga no he visto ni una sola imagen, ni nada, mi pregunta es ¿existe realmente? y si es asi? ¿podrías hacer una reseña de el?...bueno si no es mucho pedir, saludos Marc, tu blog es genial!!

Marc dijo...

Bueno, iba un poco con trampa la cosa, ja ja ja. Cinderella Boy no la conozco, Diablo, igual intento conseguirla y te digo algo.

Raúl Izquierdo dijo...

Que yo recuerde de cuando reseñé "Cinderella Boy" en Reflexiones de un bot hace ya algunos años, era una creación original para animación -algo común en Punch- y no tenía manga.

Un título, a todo esto, que tenía un planteamiento interesante, pero que en 13 capítulos no tenía tiempo para desarrollar nada (del final mejor no hablamos).

Diablo dijo...

Gracias Raul, yo no tengo la seguridad de que exista dicho manga, por eso preguntaba, si Marc encuentra algo sería muy interesante conocerlo, a mi el anime me gusto, no es lo maximo, pero se deja ver...por cierto, investigando me encontré que en wikipedia tienen esto: "El manga se publicó en 1980, 7 años antes del manga Ranma ½ de Rumiko Takahashi, por lo tanto es Cinderella Boy quien fue el primero en hacer que un hombre fuera mujer y viceversa y no Ranma ½ como muchos pensaban."...la verdad yo no se, pero me intriga.