viernes, 21 de noviembre de 2008

Daitôkyô binbô seikatsu manual (Manual de la vida de pobre en la gran Tokio)

  • Título: 大東京ビンボー生活マニュアル -Daitôkyô binbô seikatsu maual- (Manual de la vida de pobre en la gran Tokio)
  • Autor: Tsukasa Maekawa
  • Editorial: Kôdansha
  • Revista: Morning
  • Años publicación: 1988-89
  • Clasificación: seinen, costumbrista
  • Tomos: 5


Para variar, voy a comentar un manga "raruno", una de esas cosas que probablemente solo a mí me interesan. Este manga tiene bastante historia para mí. Me explico: antes incluso de empezar a aprender japonés, conseguí unos libros titulados Mangajin's Basic Japanese Through Comics que explicaban varios conceptos de la lengua japonesa tomando viñetas de manga como ejemplos (no es ningún secreto que me inspiré en estos libros al crear Japonés en viñetas, por cierto, fueron una gran influencia para mí. Antes de que salten los típicos criticones, diré que aunque JeV se inspira en estos libros, el concepto es totalmente distinto y es una obra radicalmente diferente. Que conste en acta XD).
Pues bien, en Basic Japanese Through Comics usaban viñetas de mangas muy diferentes, pero siempre había unos cuantos que salían de forma bastante frecuente, imagino que porque al autor o autores les gustaban especialmente. Uno de estos que salen siempre es este Daitôkyô Binbô Seikatsu Manual (Manual de la vida de pobre en la gran Tokio) y siempre había tenido curiosidad por leerme la historia. Ya veis, una chorrada de motivo.
En todos estos años, a pesar de que a veces pensaba en este cómic y reafirmaba mi idea de querer leerlo, nunca lo había conseguido (tampoco lo había buscado especialmente, la verdad), pero hace poco, cuando volví a pensar en él, se me ocurrió que podría intentar hacerme con él, tuve éxito en mi empeño y por fin me lo leí.

Pobretón hasta las últimas consecuencias

El protagonista del cómic es un chaval llamado Kôsuke que no sabemos muy bien a qué se dedica. Vive en un pequeño apartamento tipo Maison Ikkoku y su filosofía es la de llevar el concepto de "vida de pobre" a su extremo más radical. Así, las primeras 20 o 30 páginas a mí me irritaron bastante porque mostraban actitudes tan radicales como pedirle prestado un cazo al vecino para cocinarse algo o chorradas por el estilo. Como si los cazos costaran tanto dinero... A Kôsuke le ayuda bastante su novia, una chica muy positiva que no sé muy bien qué hace con ese vago, pero le suele invitar a tomar café, o a ir de paseo, etc. Siempre pagando ella. Sí, es un rollo muy raro, ya lo sé, pero es que el manga es raro.
Pero al poco, el cómic sufre una transformación curiosa y se convierte en un manga costumbrista, de tipo contemplativo y hasta poético, que se centra en los pequeños placeres de la vida, en aquellos pequeños detallitos que pueden hacernos felices aunque no tengamos el último modelo de ordenador o de teléfono móvil. Tiene algunas escenas muy bonitas, la verdad.
En cuanto a guión, el manga es bastante anodino, ya lo hemos visto. En cuanto a dibujo, tiene un estilo bastante minimalista y feísta y desde luego rompe el gran mito de que todo el manga japonés tiene personajes de ojos enormes (los ojos del prota son dos simples puntos, si os fijáis). Desde luego, el mundo del manga es muuuuuuucho más que ojos grandes y superpoderes. Si vais leyendo este blog desde hace un tiempo, espero que os hayáis dado cuenta ya de la enorme variedad de estilos de dibujo y temáticas que podemos encontrar en el cómic japonés.

8 comentarios:

oscar dijo...

Me recuerda a "Diario de una desaparición"... ¡Qué bueno era ese!A ver si sacan la continuación.

josetaro dijo...

es el tipo de manga que a mi me gusta... a ver si puedo conseguir algo jeje

Ichitaka dijo...

A mí también me ha picado la curiosidad. Más por el cómo evoluciona la historia que no por su tacañería. Qué sería de nosotros sin esas pequeñas cosas de la vida.

CHuLe dijo...

vaya, muchas gracias, la verdad es que es muy interesante. De verdad que el manga se muestra como algo infantil y que en realidad es mucho mas que eso.
Gracias por este aporte de cultura!

Saludos!

rapaza dijo...

Graciass! Me pasa lo mismo... mal de muchos... tambien es consuelo!
A mi me encanta Yotsuba, y luego me pongo a mirar otros mangas, y claro, ninguno más me tiene buena pinta.
Estudiaré muuucho más japones para leer ese (pero lo intentaré), mientras tanto algo parecido en castellano? :D

Shostakovich dijo...

Mira, mi ideal de manga; no me enteraré de la mitad, pero yo me hago con esta serie. ¡Gracias por darla a conocer!

Marc dijo...

Menuda sorpresa me estoy llevando con los comentarios tan positivos de este post! Iluso de mí, pensaba que era el único al que le interesaban estos mangas! Está bien ver que hay vida más allá del shônen típico, verdad? ^_^

rapaza dijo...

Sí, sí que está bien! Para mí fue un alivio, en plan terapia de grupo jajaja
Como ibas a ser el único?! Para mi la sorpresa es que lo opinen 'chicos', porque preguntando por ahí ya me tengo llevado la contestación de "pero si en esos no pasa nada!!!", "si lo único que hicieran fuera estar sentados en el sofá a las chicas os gustaría también".
A falta de mangas o comics de ese tipo pues me voy conformando con novelas gráficas.

P.D. Con este comentario no quiero empezar una polémica-guerra-de-sexos, sólo estaba llorando mis penas! Cuando oigo que en Japón hay mangas de todos los temas imaginables... *_*