lunes, 10 de noviembre de 2008

Blazer Drive

  • Título: Blazer Drive
  • Autor: Seishi Kishimoto
  • Editorial: Kôdansha
  • Revista: Shônen Rival
  • Años publicación: 2008-?
  • Clasificación: shônen
  • Tomos: 1 (en curso)


Blazer Drive es la nueva serie de Seishi "el hermanísimo" Kishimoto, es decir, el hermano gemelo de Masashi Kishimoto, autor de Naruto. Después de terminar su anterior obra 666 Satan, Kishimoto se ha embarcado en la creación de este nuevo manga y videojuego (ha diseñado los personajes del videojuego de Sega del mismo título y a partir de ellos ha hecho este manga) en la novísima revista Shônen Rival de Kôdansha, que inició su andadura allá por abril de 2008.
El manga nos presenta un mundo en un futuro no muy lejano, en el que existen unas pegatinas (llamadas mysticker -supongo que es una contracción de mysterious sticker o mystic sticker, o sea "pegatina misteriosa" o "pegatina mística") que sirven más o menos para cualquier cosa. Por ejemplo, si pegas una pegatina de electricidad en un electrodoméstico, ese electrodoméstico se pondrá en marcha; si pegas una de calor en la base de una tetera o una olla, el agua que haya dentro se pondrá a hervir, etcétera. Ni que decir tiene que estas pegatinas no son aptas para consumo humano: es decir, si te las pegas en la piel, lo más seguro es que te hagan un daño tremendo y termines en el hospital con quemaduras de tercer grado.
Sin embargo, dice la leyenda urbana que hay unos pocos individuos que tienen la facultad de no solo no ser afectados por la acción de las pegatinas si se las pegan en la piel, sino de poder aprovechar sus facultades. Estos individuos, de cuya existencia duda todo el mundo, son llamados "Blazer Drive". Así, por ejemplo, si un Blazer Drive se pega una pegatina de calor, podrá lanzar bolas de fuego por las manos.
En fin, la historia nos cuenta las aventuras de Daichi, un chaval que al principio de la obra se hace pasar por Blazer Drive sin que sepa que realmente lo es. Hasta el momento, pensaba que los Blazer Drive no existían, pero las circunstancias hacen que se tope con uno, que se carga a su hermano (ojo, no son spoilers, todo esto ocurre en las primeras páginas). Antes de morir, su hermano le revela que él también es un Blazer Drive y que debe luchar contra los malos malosos: para ello, le da una pegatina de electricidad muy poco común (existen pegatinas comunes, y "raras"). En fin, el poder oculto de Daichi se despierta y tendrá que luchar contra los malos con la ayuda de Kuroki, un colega de su difunto hermano que se ofrece a enseñarle a usar el poder de las pegatinas.

¡Hazte con todas (las pegatinas)!

Y así empieza toda una aventura con mucha acción, muchas luchas, y mucha búsqueda de pegatinas misteriosas, a cuál más potente y molongui. ¿Francamente? Me aburrí muchísimo leyendo este tomo. Es cierto que el dibujo está muy bien, Seishi ha evolucionado mucho su dibujo y ya no se parece tanto al de su hermano y es francamente atractivo, al nivel de los mejores dibujantes de shônen de la actualidad. Pero el rollo tan visto ya de las peleas y del "hazte con todos" me parece soporífero.
Todo el tema de las pegatinas, además, huele demasiado a operación de marketing, ya que si el manga y el videojuego se venden bien, obviamente todos los diseños de pegatinas que se han creado para ambas cosas se fabricarán en la realidad. Si la jugada les sale bien a Sega, Kôdansha y Kishimoto, pueden llegar a forrarse con las pegatinitas de marras. Esto no quita que sea un título muy atractivo por su dibujo moderno y dinámico, su temática trepidante y también el componente "tie up" con el videojuego. No sé si el videojuego llegará a Europa o no, pero el manga no me cabe duda de que acabará siendo publicado tarde o temprano por estos lares, porque tiene todos los números para venderse bastante bien aquí. Aunque, como he dicho antes, me ha aburrido al mismo nivel que me aburrió AirGear, que más o menos tiene un dibujo similiar y una temática y un desarrollo de la historia -en el que prima la acción por encima de todo- también muy parecidos.

6 comentarios:

Laura dijo...

Seguramente a partir del segundo tomo empezaremos a ver cientos de personajes que también son Blazer Drives (a pesar de lo escasos que son) y peleas por doquier entre ellos...

Pinta ser demasiado típico, la verdad. Si bien es difícil ser original a estas alturas, tiene una estructura demasiado exprimida (acción con plus de peleas, recolección de objetos para obtener más poder o habilidades nuevas, entrenamiento para vencer a los malos, acción, acción y más acción, descuidando la trama).

Si algún día se licencia, quizá la lea, para ver por dónde van los tiros. ^^U

Yohishi dijo...

Me parece que tienes un error, ya que por lo que he leido yo a los que pueden controlar los mysticker se les llama simplemente blazers, lo de Blazer Drive es simplemente el título que tiene la obra; aunque puede ser que yo vaya erroneo.

Como dices esta obra tiene un dibujo sobresaliente y la historia hasta el capítulo 7 me ha parecido normalita, con momentos "cools" y tal, ahora hace falta ver como enfoca la historia Kishimoto además del hilo conductor casi invisible de que la busqueda del hermano de Daichi.

Pero antes de esta obra seria conveniente, a mi parecer, que trajesen 666 Satan.

Muramasa dijo...

"Si pones una pegatina de agua en una botella, será la botella; si pones una pegatina de agua en una tetera, será la tetera; Sé pegatina de agua, amigo"

By Bruce Lee

A-PRO dijo...

tipico producto para mercahndising,ya imagino el anime siendo furor en el mundo y a todos los niños pegoteados con esos stickers, mientras sus bayblades y naipes de yu-gi-oh mueren de frio en un desvan...

Jesús dijo...

Pues sí, suena a Pokémon, X-king (donde X=Mushi o Kyoryu, también de Sega, por cierto), Yugioh, etc., etc.... ¬_¬

Milinagi dijo...

joder, como se nota que ya esta casi todo ideado, menuda mier** de premisa para lo que seguro sera un sinfin de hostias xD