miércoles, 19 de marzo de 2008

Ace o nerae! (Raqueta de oro)

  • Título: エースをねらえ! (Ace o nerae!) -¡Busca el "ace"! / Raqueta de oro-
  • Autor: Sumika Yamamoto
  • Editorial: Shûeisha
  • Revista: Margaret
  • Años publicación: 1973-1980
  • Clasificación: shôjo, deportivo
  • Tomos: 18 (completa)
Antes de empezar, me disculpo por mi silencio de los últimos días. Una serie de encargos de última hora, un par de conferencias y una serie de intensos preparativos pre-viaje me han imposibilitado escribir como me gustaría. Actualmente me encuentro en el Japón de mis amores durante unos días y no tengo escáner, así que de momento iré tirando del material que tenía escaneado para "futuras reseñas". Mi ritmo de actualización aquí tampoco será muy alto, la verdad, puesto que aparte del trabajo normal de traducción también tengo que salir mucho por motivos de trabajo (y ocio, claro). Pero ya veréis a la vuelta que vuelvo cargado, he descubierto algunos mangas que son para mear y no echar gota. ^_^
En cualquier caso, una de mis "obsesiones" últimamente tiene que ver con el shôjo manga. Debido a mi trabajo como traductor, he leído bastantes historias, pero casi siempre han sido obras recientes y en general estaban cortadas por el mismo patrón (con honrosas excepciones). Pensándolo bien, a España muy poca cosa ha llegado de shôjo clásico, y sinceramente mi conocimiento sobre el tema, saliendo de la excelente La Rosa de Versalles que nuestro equipo tuvo el placer de traducir hace unos años, y La ventana de Orfeo y Mayme Angel, que estamos traduciendo ahora mismo, deja bastante que desear. Así que aquí estoy, estudiando e informándome. De hecho, en casa tengo un libro sobre la historia del shôjo, pero sólo alcanza hasta el año 1962 y esa época me interesa, pero no tanto. El otro día conseguí ganar en las subhastas de Amazon Japan la segunda parte de esta obra (totalmente descatalogada y que abarca de 1963 a 1989) y espero que me llegue mañana mismo. Ya tengo ganas de empezar a estudiar...
Seguramente iré poniendo reseñas de vez en cuando, ya que me parece muy interesante y además se trata de un terreno relativamente poco explorado. Además, por experiencia os digo que cuesta muchísimo más conseguir tomos originales de clásicos shôjo que de clásicos shônen (¡anda que no me costó encontrar un tomo 1 de Attack Nº 1 edición clásica!) ¿Por qué será?
Así que la reseña de esta vez va de un shôjo clásico, ni más ni menos que Ace o nerae!, cuya serie de animación fue pasada por las teles españolas en esos gloriosos 80-90 con el título de Raqueta de oro. Debo confesar que nunca miré la serie ni tampoco conocía el argumento más allá de que va de tenis. La historia empieza presentándolos al club de tenis femeninos del instituto Nishi, y entre sus miembros, la tímida Hiromi Oka, una estudiante de primero que admira a sus senpai (miembros del club mayores que ella, y por lo tanto, "superiores" en todo), en especial a Reika Ryûzaki, apodada Ochô-fujin (Madame Butterfly). La Butterly es un exceso en todos los sentidos: de lejos la mejor de todas, es una niña de casa buena, y es altiva, va de superior, y tiene la melena de rizos dorados y el amaneramiento más estilo "drama queen" desde la María Antonieta de La Rosa de Versalles. Pero Hiromi y las demás estudiantes de primero la adoran y la respetan como a una verdadera hermana mayor, lo que a ella le encanta.

Aish, esos ricitos y esas flores... En grande, Madame Butterfly,
en la esquina inferior derecha, la prota, Hiromi


En estas, que llega al instituto un nuevo entrenador para el club de tenis: Jin Munakata, que resulta ser el típico guaperas que a la vez es distante y frío. Munakata empieza los entrenamientos con mano dura y, para sorpresa de todos, selecciona a Hiromi como miembro del grupo titular... ¡Oh, sacrilegio! ¡Es tabú que una kôhai de primero pase por delante de las "diosas" senpai! Cómo no, las otras chicas, Madame Butterfly en cabeza (cómo no), deciden hacerle la vida imposible a la pobre Hiromi, que sin comerlo ni beberlo se encuentra en el ojo del huracán. Pero Munakata insiste y Hiromi debe jugar...
La verdad es que es un manga muy original para la época en la que fue concebido, en plena fiebre por los mangas deportivos shônen tipo Ashita no Joe (boxeo) y Kyojin no Hoshi (béisbol). Podríamos decir que ésta es una respuesta shôjo a estos manga, con la particularidad de que no se sacan de la manga "tiros del tigre" ni "saques de triple efecto", ya que intenta ser "realista". La historia es entretenida y después de leerlo entiendo que llegara a ser un manga de culto en Japón, del que se hicieron varios anime (incluso una serie de imagen real en el año 2004) y que originó un enorme boom del tenis por todo el Japón.
También leer este manga me hizo estar pensando en cómo ha cambiado la mentalidad japonesa en los últimos años sobre el tema del "esfuerzo". Hasta hace relativamente, poco, los japoneses tenían una especie de adoración por el "esfuerzo", y no son pocos los mangas setenteros y ochenteros que presentan a un protagonista bastante mediocre que, con mucho esfuerzo y perseverancia, va mejorando y mejorando hasta llegar a ser el mejor. Ace o nerae! es este tipo de manga. Sin embargo, en los últimos años observo que en los manga ya no destaca tanto el "esfuerzo", sino el "talento", en un modo de pensar mucho más occidentalizado. Ahora no tenemos a Hyûmas que se maten entrenando para llegar a la cumbre del béisbol, ni a Son Gokus que mueran y resuciten mil veces; tenemos a Ryômas Echizen que son más chulos que un ocho en las pistas de tenis y se mofan de los antaño sagrados senpai, o a Senas Kobayakawa que desde el primer momento corren como una flecha por el campo de fútbol americano. Es sólo una reflexión, ¿pero no os parece algo curioso?
Por cierto, si no la habéis visto, os recomiendo ver la peli Ping Pong, basada en un manga homónimo de Taiyô Matsumoto. Para mí, ésa es la peli que resume esto que acabo de escribir, porque va del enfrentamiento entre un tío que se entrena como un loco, a la vieja usanza, y otro que tiene un talento natural para el ping pong y que, sin esforzarse, puede vencer a sus rivales. Al final, lo que no deja de ser un signo muy claro del cambio de mentalidad japonesa, gana el que tiene talento sobre el que se esfuerza, algo impensable no hace tantos años, donde habría ganado el héroe que se esfuerza por encima del chuleta que lo tiene todo hecho de forma innata... A mí esto me pareció muy sintomático y me hizo pensar mucho.

5 comentarios:

aapon! dijo...

la entrada genial como siempre!
pero... vaya spoiler de la peli no?? : S

Jesús dijo...

Pues yo recuerdo haber visto la serie, que venía a ser como un culebrón en dibujos animados, una especie de Candy Candy del tenis. Y también me acuerdo de una serie similar, pero con el voleibol como deporte protagonista...

Por cierto, Marc, y ya que andamos metidos en materia, ¿Naruto es del bando de los talentosos o de los esforzados? XDD

Marc dijo...

Hola Jesús, pues probablemente la serie de tenis que viste sería ésta precisamente. La de voleibol probablemente sería "Attack Nº 1", que aquí se conoció como "Juana y Sergio", aunque también había otra que se llamaba "Sign wa V" y creo que intentaron pasarla como "la segunda parte de "Juana y Sergio" o algo así.
Lo de Naruto es un poco curioso sí. Mientras que tienes personajes arquetípicos, como Sasuke (talentoso asqueroso) y Rock Lee (esforzado matado), Naruto está entre medio. De por sí, es un matado que se esfuerza, pero el hecho de tener al zorro dentro le da una ventaja que por ejemplo Rock Lee no tiene, así que es un poco entre medio, aunque yo me inclinaría por decir que es de los que se esfuerzan, porque de por sí, talento mucho no tiene.
aapon, gracias por el comentario. Lo del spoiler es relativo, porque ya se ve venir desde el principio lo que pasará (es como si te dijera, antes de ver una peli de Rambo, que Rambo gana), luego porque siendo realistas, muy poca gente que lea este post la verá y, finalmente, porque si no digo el dato me quedo sin explicación de la teoría, je je.

Zentraedi dijo...

Por favor Marc, no dejé fuera del arquetipo de personaje que se mata entrenando para ser el mejor a Hanamicho Sakuragi... 1.000 tiros con saltos no los hace cualquiera... y tiene su premio al final ^^!

Saludos!!

Sergi dijo...

Por favor Sr. Bernabe... No me compare a Sena Kobayakawa con Ryoma Echizen (Eyeshield 21 y Prince of Tennis estan en las antipodas de mis gustos personales). Si bien tiene una habilidad (la velocidad, y que tampoco es netamente un talento innato)que le hace destacar, no le basta con eso para ser un buen jugador, ya que tiene que entrenar mucho (el y el resto del equipo) para llegar a donde esta. En la propia serie hay un jugador de los "malos" que, sin esforzarse nada, es un genio sin rival, y no es la velocidad de Sena lo que consigue derrotarle, si no el esfuerzo de el y de sus compañeros(y el entrenamiento de años y años)...

Ojala podamos ver publicada esta serie en nuestro pais algun dia.

P.S.: Excelentes articulos sobre spokon clasico (ya tengo ganas de leer el de Ashita no Joe)