viernes, 28 de diciembre de 2007

Spiderman

  • Título: スパインダーマン -Spiderman-
  • Autor: Ryôichi Ikegami
  • Editorial: Asahi Sonorama
  • Revista: Shônen Magazine Mensual
  • Clasificación: Shônen
  • Tomos: 8 (completa)

Esa florecita... Esas letras romanas del título "Spid Erman"... Mmm...

Este manga no deja de ser una buena curiosidad morbosilla. Por un lado, es una versión japonesa de un hiper famoso cómic americano (o amekomi, como dicen los japoneses), por el otro, es una de las primeras obras del actualmente archi-famoso Ryôichi Ikegami (Crying Freeman, Santuario, Ryûgetsushô, Mai the Psychic Girl...)
Fue publicado originalmente entre 1970 y 1971, cuando Ikegami era un don nadie (curiosamente, tardó cinco años en recopilarse en tomo, hasta 1976) y, francamente, su estilo por aquel entonces era más bien cutre. Nada que ver con el espectacular Ikegami de los años 80 y 90, ése que dibuja con un detalle increíble (pero cuyo dominio de las expresiones faciales deja bastante que desear, si se me permite el comentario). Es impresionante leer el Spiderman de Ikegami, primero porque parece increíble que sea el mismo dibujante que más tarde parió maravillas del dibujo como Crying Freeman (¡cómo evolucionó el tío!) segundo porque te echas unas risas con lo cutre y cogida por los pelos que es la historia.
A ver, que nadie se llame a engaño. Nunca he sido gran fan del cómic americano de superhéroes, y mi cultura "spidermanesca" se limita a unos pocos comic books que, no recuerdo cómo, acabaron en mis manos en mi infancia tardía (y a la primera peli de Raimi que me tragué en un vuelo hacia Japón, las demás no las he visto). Pero por lo que recuerdo, esos comic books ochenteros no me parecieron ni cutres ni tampoco aburridos. Pero este Spiderman japonés... ¡Buf! ¡Vaya enemigos más cutres aparecen! En el primer tomo, un tío con una máscara en forma de estrella y leotardos bujarrones primero, y una especie de lagartija después... En fin, a los amantes del kitsch seguro que les encanta. Y eso siempre bajo el punto de vista niponizante de que Spiderman resulta ser un chaval japonés llamado Yû Komori que, lógicamente, vive en Japón (y va al instituto y tal y bla bla bla -ya sabéis cómo son la mayor parte de los manga shônen-).

Éste no es mi Ikegami, ¡me lo han cambiao!

Ahora, investigando un poco para escribir este post acabo de descubrir dos cosas: primera, que ha habido varias reediciones de la obra en varios formatos (un par recientes, en 2002 y 2004, aprovechando el tirón de las dos primeras pelis) y con distinto número de tomos -Lo digo por si os interesa agenciárosla, tiene que ser muy sencillo hacerlo-.
Y segunda (no sé si es verdad), que se dice que Stan Lee llegó a reconocer como parte del universo Spiderman a la famosa cutre-serie nipona sentai del personaje (by Tôei), pero siempre se negó a hacer lo propio con este manga (y eso que Marvel aparece -en pequeñito- en el copyright, es decir, que no es una versión pirata). En fin, que visto lo visto no creo que veamos este manga publicado en Occidente. Nunca se sabe, sin embargo. Preguntad a Viturtia a ver cómo lo ve. ^_^

3 comentarios:

Moroboshi dijo...

Ei! Està molt bé, el bloc! Jo també en tinc un, però em fa vergonya que el vegin perquè l'actualitzo poc i en alguns moments se me'n va i m'emprenyo per polítiques editorials diverses... El cas és que està bé, aquest... me l'aniré llegint. Però em farà ràbia conèixer obres que no puc llegir perquè no estan traduïdes!

Parlant de còmic americà en versió manga... t'has llegit el Batman de l'Asamiya? Què tal? És que és el meu personatge de còmic preferit (americà. De manga, probablement el Menja-tallarines) i no he llegit el "Hijo de los Sueños", que és el títol del manga de l'Asamiya.

Marc dijo...

Hola Moroboshi,

Hosti, no sabia que el Cementiri de Pneumàtics fos el teu, de fet alguna vegada l'havia visitat. Je, je.
Tot i que cap de les obres que comenti aquí estiguin als plans (que jo sàpiga) de cap editorial, espero que alguna sí que poguem veure traduïda. Si aquest bloc pot tenir alguna influència en fer conèixer i crear demanda per alguna obra, doncs n'estaré molt content.
Sobre la teva pregunta, no he llegit el Batman d'Asamiya ni (que ara recordi) cap altra versió japonesa d'un còmic americà -rectifico, Witchblade Takeru em va tocar llegir-la, sí-.

Raúl Izquierdo dijo...

Tenemos el primer tomo por la redacción y creo que en su momento se lo enseñaron a Viturtia como curiosidad... o para espantarlo, jaja.

Descubrir esta obra casi me traumatiza. Yo preguntándome qué demonios hacía metido entre las obras de Ikegami inéditas aquí, ¡hasta que me fijé que lo dibujaba él! Gracias a Tezuka, el hombre ha evolucionado MUCHO.

Ah, y el Peter Parker de turno, ese tal Komori, tiene una pinta de panoli que no puede con ella...