martes, 5 de agosto de 2008

Psyren


  • Título: Psyren -サイレン- (Psyren)
  • Autor: Toshiaki Iwashiro
  • Editorial: Shûeisha
  • Revista: Shônen Jump
  • Años publicación: 2008-?
  • Clasificación: shônen
  • Tomos: 2 (en curso)

A finales de diciembre de 2007, cuando se puso a la venta el número 1 de 2008 de la revista Shônen Jump, estaba yo por Japón y me compré la revista por curiosidad, por ver exactamente qué obras se estaban publicando en aquel momento. Y justamente en aquel número empezaba una nueva serie llamada Psyren. La verdad es que empecé a leerla con bastante desgana ya que el autor era Toshiaki Iwashiro, creador del infame manga (en mi opinión) Mieru Hito.
Sinceramente, Mieru Hito me pareció un manga tan malo que me costó acabar el tomo 1 (y eso solo me pasa ocasionalmente, que conste, ya que aguanto bastante lo que me echen). Así que, como podéis imaginar, esta Psyren no me hizo demasiada ilusión. Pero aun así, empecé a leerla y me quedé sorprendido de lo bien narrada que está la historia. Recuerdo que en aquel momento, tras leer el primer capítulo especial de 60 páginas, me quedé con un muy buen sabor de boca y con ganas de más, e incluso llegué a pensar que por fin la Shônen Jump había encontrado un manga que podía muy bien convertirse en el relevo de series como One Piece, Naruto o Bleach, que ya llevan un montón de tomos y deberían ir pensando en terminarlas. En este mismo blog ya comenté una vez que la Jump estaba en claro peligro, ya que tiene unas cuantas series con un éxito tremendo, pero que ya llevan bastantes años publicándose y corren el peligro de que la gente se canse de ellas de un momento a otro. Por otro lado, casi ninguna de las nuevas series que han ido entrando a partir de 2006 ha acabado de cuajar (por ejemplo, MxO, que me parecía un manga bastante aceptable y que podía ir a más, la han acabado cerrando con "solo" 10 tomos).
Pero Psyren, en mi opinión, tiene números para convertirse en el nuevo bombazo que dé un poco de aire a la Jump y permita que Oda, Kishimoto o Kubo terminen sus actuales series y puedan dedicarse a nuevos personajes y nuevos argumentos que refresquen un poco la revista. Tampoco nos engañemos, sin embargo. Psyren es una serie shônen al uso, con sus aventuras, piños y misterios. Pero está bastante bien llevada y el dibujo no está nada mal (aunque aun así espero que Iwashiro vaya mejorando con el tiempo).

Realmente, este es un shônen al uso. Pero se deja leer

Ageha Yoshina es un estudiante de instituto al que le encanta meterse en peleas. Un buen día, pasa por el lado de una cabina telefónica en la que el teléfono está sonando. Ni corto ni perezoso, coge el teléfono y al otro lado del auricular solo se oyen sonidos y zumbidos sin sentido (pero la viñeta nos muestra una especie de monstruo con un teléfono móvil encima de la cabina donde está Ageha). Tras colgar el teléfono, sale de la ranura una targeta telefónica en la que solo hay escrita la palabra "Psyren". Al día siguiente, se encuentra por casualidad la cartera de Sakurako, una amiga de la infancia que antes era muy alegre y ahora se ha vuelto callada y taciturna: dentro de la cartera encuentra otra tarjeta "Psyren". Al preguntarle, ella le dice que no sabe nada sobre esa targeta pero, al poco, desde la lejanía, masculla un apenas audible "ayúdame"...
Poco después, Ageha se entera de que corre una leyenda urbana según la cual está desapareciendo bastante gente que encuentra targetas telefónicas "Psyren" y las introduce en teléfonos públicos. Decidido a saber más sobre todo este asunto, e intrigado por la velada súplica de ayuda de Sakurako, nuestro protagonista decide introducir su tarjeta en un teléfono y... ¡Viaja a un mundo paralelo que parece un escenario postapocalíptico!
Ahí, se encuentra con Sakurako y varias otras personas. Al parecer, se les obliga a completar un "juego" si quieren volver a su mundo original: deben llegar a la "puerta" de salida atravesando el yermo páramo que se extiende ante sus ojos... Sin saber que ese páramo está poblado de extraños y violentos monstruos.
Y así tenemos todos los ingredientes "Jump" para conseguir un best-seller: misterios, jóvenes armados, piños a malsalva y una guapa protagonista vestida de uniforme y blandiendo una espada ensangrentada.
Como he comentado hace un momento, este manga no es el epítome de la originalidad, pero tiene los ingredientes necesarios para convertirse en el próximo éxito de la Shônen Jump. Veremos si Iwashiro no echa por la borda el potencial éxito que tiene entre las manos.

6 comentarios:

Raistlin dijo...

Estoy de acuerdo en que es un shônen de lo más clásico, pero que se deja leer.

Sin embargo no la termino de ver como una de las series sucesoras de las grandes, más bien la veo como otra Mx0 o Samurai Usagi.

A mi al menos los últimos capítulos se me están haciendo un poco repetitivos y se está volviendo algo espesa, pero sigue dentro de unos límites aceptables.

Kururin dijo...

Lo que yo no entiendo de esta revista es porque demonios ha cancelado tantísimas series en tan poco tiempo cuando muchas de ellas han estado varias veces en el top 10 de las listas de ventas. Supongo que debe ser criterio editorial o porque no le mola a los jefazos, se alejará de lo que se busca o yo que sé...

Por cierto, es la primera vez que te firmo en este blog tan chulo que tienes. Si me permites recomendaciones viendo que te gustan autores de corte underground como Tsuge, te sugiero que pruebes a Shintaro Kago, que seguro te impresionaría lo bizarras y surrealistas que pueden llegar a ser sus historias.

Sin más, recibe un cordial saludo^^

Kiriyama dijo...

Yo solía seguir Psyren, y recuerdo que pese a ser un shonen típico y tópico, era una serie entretenidísima. No dejaba de ser el típico manga de "Aparece un bicho poderoso, a por él", pero el autor lo llevaba con gracia. Yo lo veo como una especie de Gantz + MÄR.

Si se me permite recomendar mangas, Double Arts, también de la Jump, firmado por Komi Naoshi, es un manga bastante entretenido y con una premisa original: un chico y una chica han de estar siempre cogidos de la mano, ya que si no, ella morirá debido a una enfermedad llamada Troi (o Treu, o Toroi). Lo curioso del caso es que él es inmune, y al tocarla a ella, que estaba a punto de morir, la cura misteriosamente. Recomendable 100%

Por cierto, Marc, una duda: ¿al final traduces tú Detroit Metal City?

Marc dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Raistlin, es una pena que esté evolucionando en el mal sentido, pero tampoco olvidemos que Bleach realmente no despuntó hasta el tomo 8 o 9, así que nunca se sabe. Kururin, las revistas japonesas funcionan con un sistema de votación en el que los lectores puntúan las series según les gustan más o menos. Las más populares se mantienen, y las menos populares se cortan. Aunque hace unos meses Eijiro Oda comentó que esto es en realidad falso, ya que son los editores quienes realmente cortan el bacalao y cortan las series a su conveniencia. Quién sabe... Por cierto, sí conozco a Kago, pero como ya hay otros blogs que lo han presentado extensivamente (como Same Hat Same Hat) no lo estoy tratando aquí (prefiero dedicarme a cosas más desconocidas o clásicos).
Kiriyama, gracias por la recomendación, me apunto Double Arts para pedirlo. Y sí, tengo el placer de traducir DMC. Espero que te guste el resultado, yo me lo estoy pasando genial..

Cassius dijo...

Bueno, tú blog es una verdadera maravilla, no voy a negar que ver reseñado este manga me sorprende, porque ni siquiera me lo hubiera imaginado.

Bueno yo soy seguidor de Psyren desde sus inicios, también tengo la jump 1 con su primer capítulo e incluso el tomo 1, la empecé porque todo el mundo la vió como una serie con potencial un futuro shonen potente. La serie empezó bien y con mucha acción hasta el capítulo 7, después vino una etapa algo más relajada hasta empezar el segundo viaje que fué algo largo (Esto fué para cuadrarlo con el fin del tomo 2), y creo que a partir de ahí la historia ha ido remontando, volviéndose una cosa bastante más interesante, y que tras 35 capítulos sigue pudiendo convertirse en algo aún más grande.

Aún así, tras las ventas del tomo 2, que llego al top 20, ya han empezado los rumores de su cancelación, entonces mi pregunta es sí tras ver que la serie vende y que la gente se interesa en japón (Tras el capítulo 35 se hicieron mas de 200 respuestas en sus temas de 2ch en 24 horas) ¿Por qué cancelarla? ¿Es otra víctima más de Shueisha y de la supuesta votación?

Actualmente hay más de 50 capítulos de diferencia entre Tolove Ru que lleva 113 capítulos y Sket Dance que lleva 54, después le sigue Psyren, es como si no hubiera publicado nada en ese tiempo. Antes Marc te recomendaban Double Arts serie que empezó de forma fantástica y que ha terminado en la cola de la Jump con 4 semanas seguidas en las posiciones de peligro.

Shueisha debería darse cuenta de lo que tiene, y dejarse de series como Toriko que están mimándola demasiado, y decidir dejar series que tienen que crecer y desarrollar la trama, cosa que hace años que no hace. Creo que no recuerda cuando series como Bleach en su primer año de vida ni siquiera hacian mas que matar Hollows, o Reborn que se pasó casi año y medio con misiones cortas y sin sentido, y aún así siguió en la revista, ahora recurren a los autores de Death Note para hacer Baku-man un manga más comercial que ninguno de los que hay en la revista ahora mismo.

Como seguidor de Psyren espero que dure algo más la historia y no se quede un final cutre y rápido, que seguramente tendrá si no cambia su política de publicación.

Saludos.

Pd.Perdonad esta opinión tan extensa.

Anónimo dijo...

www.limonenvenenado.blogspot.com

XD