martes, 29 de enero de 2008

Sakigake! Cromartie Kôkô (¡A por todas! Instituto Cromartie)

  • Título: 魁!!クロマティ高校 -Sakigake! Cromartie Kôkô- (¡A por todas! Instituto Cromartie)
  • Autor: Eiji Nonaka
  • Editorial: Kôdansha
  • Revista: Shônen Magazine
  • Años publicación: 2000-2006
  • Clasificación: Shônen, humor
  • Tomos: 17 (completa)

Hay manifestaciones del humor japonés que simplemente no acabo de entender o compartir. A ver, los típicos programas de la tele japonesa que se basan en el "martillazo, risita, otro martillazo y a ver cómo se la pega" tienen su gracia, pero se repiten más que el ajo. Soy consciente de que el humor japonés es complicadillo de exportar, pero quizás en España somos más receptivos a él que en otros países. Sin ir más lejos, aquí han triunfado animes como Shin-chan, Dr. Slump o incluso Musculman, que en otros países occidentales han pasado más bien sin pena ni gloria. Shin-chan, por ejemplo, es un tremendo éxito en España pero en Francia, Estados Unidos, Italia, etc. ha sido un completo y tremendo fiasco. En Estados Unidos ha llegado a haber dos versiones, una traducción normal (fracaso total) y una reescritura a lo bestia -aprobada e incluso impulsada por los japoneses- en la que Shin-chan dice tacos gordos, y es muy-muy grosero. Supongo que lo que buscaban era la provocación, llamar la atención y así ganar audiencia. Pues se ve que así tampoco. Y en cambio, en España parece que el humor japonés del "caca-pedo-culo-pis" sí funciona, o al menos cae en gracia. Si no, ¿a qué se debe el boom Shin-chan aquí y en cambio la indiferencia total en otros países occidentales?
Aunque algunas de las manifestaciones del humor japonés no acaban de gustarme, hay otras que me chiflan. Por ejemplo, parece que soy de los pocos que disfruta como un enano de Gintama, ¡es que yo me parto con las burradas que se inventa su autor y al traducir me río como un gipil$%as, yo solito! Mi serie favorita es Dr. Slump, y la misma Shin-chan, pese a más de 450 episodios de anime traducidos entre nuestro equipo, 35 tomos en catalán, 25 en castellano, unas 10 películas, 4 videojuegos y lo que te rondaré, sigue arrancándome carcajadas. Por lo tanto, no es de extrañar que Cromartie me divierta muchísimo.
El argumento va de que hay un chico, llamado Kamiyama, que es el típico empollón. Tiene un colega que es un macarrilla que además es muy duro de mollera, y le preocupa el hecho de que sus notas no le permitirán entrar a ningún instituto. Kamiyama le anima y le dice que se presente al "Cromartie", el peor instituto de todo Japón, lleno de gamberros que no tienen ni un dedo de frente pero que cuya nota de corte es ínfima (según él, "con sólo que sepas restar, ya entras"). Para probarle su amistad, Kamiyama le dice que se presentará con él al examen... Al final, resulta que Kamiyama aprueba y su amigo no. Así que tenemos a Kamiyama atrapado en medio de un montón de goriloides llenos de cicatrices y caras de malas pulgas, gamberros sin remedio y gente de la peor calaña posible... Que además, son más tontos que una suela de zapato.

El Ikegami del humor

El caso es que Kamiyama acaba adaptándose a todo este nuevo entorno, mejor de lo que él mismo podía imaginar, y se enreda en una serie de situaciones hilarantes. La serie no tiene un hilo conductor como tal, simplemente son un gag detrás de otro en historietas de cuatro páginas aproximadamente. Los gags se apoyan muchísimo en el texto, lo que da como resultado un cómic con una densidad muy grande de texto. La gracia, aparte del propio guión, que es genial, también está en el dibujo, ya que tiene un estilo Ryôichi Ikegami bestial que contrasta muchísimo con la temática humorística del tebeo, lo que aumenta todavía más el efecto cómico. Ese estilo tan estático y de nula expresividad en los personajes de Ikegami (digooo, de Nonaka ^_^) realza las situaciones humorísticas cosa mala.
Aparte de los macarras, en el manga aparecen también personajes que no sé muy bien cómo definir. Por ejemplo, están Freddy (inspirado claramente en Freddy Mercury, de Queen ^_^), que es un tío con bigote, aspecto occidental y pelo en pecho que no habla nada (ni siquiera se sabe si habla japonés); una especie de robot llamado Mekazawa del que nadie (excepto Kamiyama y su quinta) se extraña de su aspecto robótico; o un gorila enorme que parece más inteligente que la mayoría de los alumnos del instituto XDD.

Ahora, al buscar la información sobre los años de publicación y demás para completar la ficha de más arriba, he encontrado algunas perlas sobre esta serie. Una de ellas habla sobre que lo de imitar a Ikegami es totalmente intencionado (ya decía yo), y que el propio Ikegami ha declarado que es un honor que le imiten porque eso es señal de que es un mangaka famoso. No le gustaría que directamente imitaran su estilo como un mono, pero que en el caso de Cromartie no pasa nada porque el registro cómico es totalmente contrario a su registro habitual y que está muy bien. También dijo que le daba cierta rabia que una serie que imita su estilo de dibujo se venda mejor que las suyas propias, ja ja. Por último, también he leído que se ha dado el caso de gente que, leyendo una obra de Ikegami, se ha confundido pensando que estaba leyendo una obra del autor de Cromartie y se ha sorprendido de que un autor de manga cómico pueda cambiar tan radicalmente de registro (^_^).
Otra perlita es sobre el nombre del manga. El autor indica en su obra que, cuando estaban pensando en nombres chungos para el instituto de marras, al tío no se le ocurrió otra cosa que "Cromartie", que es el apellido de un famoso jugador de béisbol que jugó en Japón entre 1983 y 1991: Warren Cromartie. Supongo que Cromartie era conocido por ser muy chungo, no sé. El caso es que al amigo Warren no le hizo ninguna gracia que su apellido fuera usado para un manga donde salen macarras que fuman, se apalean entre ellos y además son tontos de remate, y puso una querella y todo (estos americanos...).
Cromartie tiene una serie de animación (cómo no), de 26 episodios, curiosa porque está formada por episodios de 15 minutos en vez de los 22 minutos habituales. Y además, ¡hay una película de imagen real! Esto hay que verlo, aunque no creo que supere a la fumada de Jigoku Kôshien (Battlefield Baseball), que es de lo más chungo que he visto en película de imagen real. ^_^ Atención al trailer, que tiene una pinta... No sé vosotros, ¡pero yo me la pillo! ^_^ Y además, por lo que oigo, la música es de los Kishidan, ¡no podían encontrar a mejor grupo!

Para los curiosos, sabed que hay una empresa americana, ADV Manga, que ha tenido las narices de publicar el manga en los USA.

7 comentarios:

Iris dijo...

Muy buen artículo. Pues el manga no lo he leído (lógicamente), pero la película la vi hace unos meses y está realmente divertida. Me gustó bastante... con ese humor extraño que la caracteriza. A ver si la ves y nos cuentas que te ha parecido ^^

Gabriel dijo...

Ojalá que a territorios hispanoparlantes nos llegue esta joyita como a los estadounidenses, que, según veo en su página, también pudieron disfrutar del anime.

Ninamo dijo...

Hace poco me vi por primera vez el anime y me encantó, me harté a reir muchísimo. Eso unido a que siempre me han gustado el tipo de personajes a lo macarra, ese serie para mí es el colmo. Todo el mundo se lo toma todo muy en serio, aunque sea la cosa más absurda que exista...

Curiosamente, a mi nunca me han terminado de gustar las series de humor absurdo. La que mencionas, Gintama, apenas pude aguantar unos pocos capítulos. Pero curiosamente Sakigake me gustó.

Raúl Izquierdo dijo...

El anime es muy divertido, aunque a veces se pasa de vueltas. A mí el humor absurdo japonés no me gusta excesivamente (ya sabes, Marc, que odio "Dr. Slump"...), pero este título tiene golpes realmente buenos.

Battosai dijo...

Gintama nunca me ha llamado la atención, pero Dr. Slump me encanta. ¿El humor es parecido o simplemente los mencionas porque ambos te hacen gracia? Dependiendo de la respuesta quizá le dé una oportunidad a Gintama ^^

Marc dijo...

No, el humor de Gintama se basa en el diálogo, es como ver una función de manzai (talk show a dúo) pero con una historia de trasfondo. A mí me gustan los cortes y las ocurrencias del autor, pero reconozco que es muy complicado de trasladar al español y, aunque hago todo lo que puedo, es posible que irremediablemente se pierda chispa en el camino (esto pasa con todas las traducciones, no sólo con ésta). Hay cosas que simplemente no quedan bien cuando se traducen, por muy literal y respetuoso (o adaptativo) que quieras ser. Dr. Slump es humor de situación y gráfico, más que de diálogo (que también), así que son distintos.

Rodrigo dijo...

Yo queria simplemente comentar que he visto el anime, y me he partido de risa con él, pero hacían aludsiones todo el rato al manga y verda que me ha entrado un mono por verlo bastnate fuerte.

Alguie sabe si se ha traducido o si esta por tiendas de comic en español o algo por el estilo para poder leerlo?